Madrid: El barrio Chueca

El barrio de Chueca es un barrio pequeño pero lleno de mucha vitalidad. Su nombre se debe a una pequeña plaza dedicada al compositor madrileño Federico Chueca, nacido en la Torre de los Lujares en la Plaza de la Villa, en 1846. En esta plaza también se encuentra la estación de metro Chueca. El barrio es muy conocido hoy en día por ser uno de los centros neurálgicos de la noche madrileña.

Chueca es, sin lugar a dudas, el barrio más cosmopolita de Madrid. Gracias a que, en numerosas ocasiones se ha comparado con el SOHO de Nueva York. Pero el barrio destaca más que todo por sus calles estrechas, repletas de bares, restaurantes y múltiples comercios, además, por su activa vida nocturna y diurna. Debido a ellos el barrio esta en constante desarrollo, con rehabilitación de edificios, tiendas, restaurantes y locales. Todo este proceso de cambio coexiste con restos del Madrid tradicional. E incluso, es considerado como un barrio emblemático de la ciudad de Madrid por los turistas.

Historia

Las cosas no siempre fueron color de rosas en este lugar.

En 1970, la prostitución callejera y las drogas pululaban constantemente en el barrio, lo que lo llevo a la más profunda degradación y abandono de los locales comerciales.

Afortunadamente todo cambio a partir de 1980, momento en el cual se decide cambiar las cosas completamente a lo que hoy en día se conoce como el barrio Chueca. Una gran cantidad de personas, pertenecientes a la comunidad gay madrileña, adquirieron muchas de las viviendas y locales, cuyo traspaso fue favorecido por el deterioro del barrio. Su propósito fue crear un mejor ambiente, para que el lugar sea más alegre, festivo y, ante todo, respetuoso. Hoy en día caminar por algunas de las calles del barrio representa conocer algunos de sus bares, tiendas, casas, pequeñas discotecas o pubs, los cuales tienen una decoración bastante agradable.

Para 1990, el barrio se convirtió definitivamente en el barrio gay de Madrid, gracias a haber sido progresivamente elegido como lugar de esparcimientos y residencia de gran parte de la comunidad homosexual madrileña.

Turismo

Uno de los mayores atractivos del lugar son las fiestas de celebración del Orgullo Gay, el cual tiene lugar anualmente a finales de junio. Las fiestas empezaron primero en la calle Pelayo, ya en 1986, y fueron conquistando espacios poco a poco. La plaza de Chueca entró en juego en 1994, para no salir nunca.

Los grandes edificios del barrio contrastan con el ambiente multicultural y bulliciosos que proviene de sus calles y terrazas de bares. La zona es un claro ejemplo de la sociedad actual y está habitada no sólo por el principal colectivo homosexual madrileño, sino también por personas jóvenes e inmigrantes de distintas nacionalidades. Además de ello, en Chueca destacan dos plazas mayores: la Plaza del Rey y la Plaza de Pedro Serolo, los auténticos hervideros de gente que va y viene sin parar.

Sin embargo, vivir en Chueca no está al alcance de cualquier bolsillo. Su privilegiada situación en el centro de Madrid y su cosmopolitismo convierten al barrio en una de las zonas más caras de toda la ciudad, junto con los distritos Salamanca, Chamartín, Chamberí, Retiro y Moncloa.

Parque de diversiones en Madrid

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*